Cómo adaptar el brinner en nuestra carta
3569
post-template-default,single,single-post,postid-3569,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Cómo adaptar el brinner en nuestra carta

Una de las nuevas modas que impera en Internet es el brinner. Dicho así, puede que no os suene. Pero, si os preguntamos “¿sois de los que cenan el desayuno?”, puede que alguno de vosotros asienta con la cabeza.

También se le conoce como breakfast for diner (desayuno + cena) y, en redes sociales, alcanza el medio millón de publicaciones bajo esta etiqueta. ¡Hasta se han escrito libros de recetas bajo esta combinación! Eso significa que, gracias a la alta demanda, debemos impulsar esta nueva forma de alimentación #paratodos dentro del sector sin gluten.

El brinner surge, principalmente, por el ajetreo del día a día y la falta de tiempo para organizar nuestra dieta diaria. Aunque más adelante se registra una tendencia de los restaurantes estadounidenses a servir el desayuno durante todo el día. Sea cual sea la razón, resulta indispensable para la sociedad actual. Además, ¡guarda un aspecto apetitoso!

Los mandamientos del brinner

¿Cuáles son las claves de un buen brinner? ¿Y de qué forma podemos adaptarlo a nuestra carta? ¡Esto es bien simple!

Tradicionalmente, el brinner constaba de un generoso tazón de leche con cereales. Así que… ¿por qué no rescatar esta tradición? Tanto los Corn Flakes como los Fruit Müsli de Schär serán los alicientes principales para disfrutar de un clásico brinner. También se pueden añadir más frutas e, incluso, pequeños trozos de chocolate. ¡Al gusto del consumidor!

Ahora no puede faltar el huevo. El desayuno inglés ha despertado el interés de muchos españoles. Por eso, los huevos (revueltos, fritos o Benedict) quedarán geniales en nuestro brinner. Ya sean solos o encima de un par de rebanadas tostadas de Classico del Mastro Panettiere.

En estas comidas, sin embargo, predomina el sabor dulce. Y uno de nuestros aliados en el desayuno es la mermelada. Cualquier sabor es bienvenido. ¿Y qué mejor que aplicar una generosa capa de mermelada en uno de nuestros croissants para nuestros comensales?

¡Las tortitas también son bienvenidas en el brinner! ¿Es la especialidad del chef, por casualidad? En todo caso, que nunca falte la harina Mix C – Mix Dolci, especial para dulces. ¡Disfrutarán como niños! No olvidéis incluir la posibilidad de ponerle algún topping o sirope, siempre y cuando estos no lleven trazas de gluten.

Hay multitud de opciones para disfrutar de un delicioso brinner en nuestro negocio. Y, con Schär, es muy sencillo llevarlo a cabo, porque sus productos se adaptan al gusto de todos los públicos. ¿Vuestro negocio todavía no es #glutenfree? ¡Todavía estáis a tiempo de adaptarlo!

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

Si continuas utilizando este sitio o haces clic en el botón de aceptar significa que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar